Un mundo peor

Primero lloras tímidamente.
Se deslizan una a una
las lágrimas por tu mejilla.

Después lloras a secas.
Porque te da rabia
saberte llorando,
y dándole vueltas al porqué
lloras desconsoladamente
porque no lo encuentras.

Y empiezas a decirte errores.
Primero los tuyos:
Lo has echo todo mal.
Después los de otros:
Lo han echo todo mal.

Y sabes que no hay nada tuyo
ni tampoco suyo
que pueda salvar el mundo.

Así que lloras
pero con rabia,
porque ese malestar
que no te deja vivir
es de saberte inerte,
de mirar a otro lado
mientras muchos pasan hambre y frío.

Ese malestar que te llora,
ahora de miedo,
de saber que lo hemos hecho tan mal
que ya no tiene arreglo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: