El seu tresor

Sol i en silenci va recordar melancòlic
i va intentar esbrinar el significat,
la definició d’aquella sensació.
De l’embranzida que li agafava el cor
cada vegada que la memòria
caminava d’esquena.

El seu tresor era la guitarra
i unes cordes vocals mal cuidades;
i no necessitava més,
doncs tenia els instruments
necessaris per respondre’s.

Va tancar els ulls,
va destapar el boli
I es va posar a escriure una cançó.

R 11

Tengo un murmuro en el tímpano
que no entiendo.
Es como una voz,
pero no es una voz.
Se parece más al sonido del viento fuerte.
Al estruendo ferroviario que advierte
que estoy más cerca de ti.

Mis na-nas

Cada vez que siento fuerte
escribo.
De ésto me di cuenta
Cuando aún era joven
por dentro
y mis manos bailaban
encima de las teclas
con las cuerdas del piano.

De ésto me di cuenta
al escribir una canción.
Lo confieso:
era una canción de mierda.

Pero eso que salía de mi hacia mi,
esa sensación de sudar toda la mugre,
de un vacío abismalmente lleno.
Esa sensación de renovación.

Hacerlo me despertó

las cosquillas en las manos,
y en la boca na na nas.

Solemnement perdudes

Com m’haig d’ubicar
si sóc un país
ple de moviments separatistes,
d’independències frustrades.

On m’haig de trobar
si l’estat d’alarma
no em deixa
sortir a buscarme.

Si totes i cadascuna
de les catàstrofes
han esborrat les petjades
dels trossets de terra
pels que he tingut la sort
o la desgràcia de caminar.

Si cada paret
que he tocat
s’ha esfondrat.

Si les bombes
m’han robat la memòria
i els records s’han construït
gràcies a la por i a la violència.

Com m’haig d’ubicar
si no hi ha mapa que em nombri,
si no hi ha frontera que m’expliqui.

Com m’haig de mirar
si de les vegades que m’he immolat
s’ha creat un buit al meu voltant,
si m’allunyo de la pau
i sóc zona d’alt risc allà on vagi.

Com se suposa que m’haig de trobar
si només em sento viva a la trinxera.

Esas de colores

Soy una pieza más del gran puzzle.
Una perdida que viaja de aquí para allá,
de mano en mano, de caja en caja,
y nunca encuentra su sitio.
Vagando, soy una pieza más que no tiene encaje.
Una de esas coloreadas por delante y marrones por detrás.
Soy mentira y soy verdad.
He pedido asilo en algún que otro cajón
aunque siempre me acaban desterrando
por no pertenecer.
Y por no pertenecer no pertenezco
ni a ese rincón del suelo de debajo del colchón
dónde me encuentro al fin.

Sola
Olvidada
Escondida
Sucia
Decolorada

Yo, que al principio, llena de vida,
sólo quería que me encontraran.

Un mundo peor

Primero lloras tímidamente.
Se deslizan una a una
las lágrimas por tu mejilla.

Después lloras a secas.
Porque te da rabia
saberte llorando,
y dándole vueltas al porqué
lloras desconsoladamente
porque no lo encuentras.

Y empiezas a decirte errores.
Primero los tuyos:
Lo has echo todo mal.
Después los de otros:
Lo han echo todo mal.

Y sabes que no hay nada tuyo
ni tampoco suyo
que pueda salvar el mundo.

Así que lloras
pero con rabia,
porque ese malestar
que no te deja vivir
es de saberte inerte,
de mirar a otro lado
mientras muchos pasan hambre y frío.

Ese malestar que te llora,
ahora de miedo,
de saber que lo hemos hecho tan mal
que ya no tiene arreglo.

El que ens separa

Estic sola i em sento sola.
Em sento sola perquè estic sola.
Em sento sola perquè m’atrapa la rutina
i la por de qui no seré mai.
Estic sola perquè em sento sola
i vull estar sola amb mi.
Vull estimar-me i mimar-me.
Però em sento sola quan no estic sola
perquè ningú dóna suport a allò que dic,
allò que m’agrada, que faig i que faré.
Em sento sola perquè ningú sap com estic.
Ningú ho pregunta.

Em sento sola perquè tots sou egoistes
i estic sola perquè jo també.

Per si les mosques

Per si les mosques em tanques,
no fos cas que marxi
i et deixi sol amb tu.

Per si de cas
m’amenaces,
em crides,
m’insultes.

Em pegues per si les mosques,
no se m’acudeixi abandonar-te
i et quedis sol amb tu.

Mentre parles d’amor,
per si de cas em forces,
no sigui cas que deixi d’estimar-te.

Per si de cas em mates,
i a la fi et quedes sol amb tu.

Lídia Boix

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora